fanfamiliar

 

Esta soy yo.

Mamá de dos niños, apasionada de la crianza en positivo y las galletas de mantequilla. ⁠

Hace 10 años cambié la ciudad por el pueblo y la rutina por la VIDA ❤️

En FanFamiliar comparto mi experiencia en una vida más consciente para ayudar a otras familias que están en este proceso de cambio consciente.

Todo lo que nos ha funcionado y lo que no, todo lo que hemos aprendido en familia. Ya han pasado más de 10 años desde el momento en el que me enteré que iba a ser mamá y aquí estamos con más ojeras y más canas pero mucho más feliz.

 

Somo una familia de 4 con dos perros y un hamster.
 
Hace diez años cambiamos la ciudad por el campo y desde entonces criamos a nuestros hijos desde el amor y el respeto, siguiendo nuestro instinto y nuestro corazón.

Ha habido momentos duros, muchas noches sin dormir, dos empresas y ¡ocho mudanzas! Giros inesperados positivos y negativos pero sobre todo muchos buenos ratos, risas,  besos y esos te quiero infinito gordito de cada mañana al despertar 🤗⁠

 

 

La vida hay que disfrutarla siempre buscando el respeto hacia la infancia y la crianza en positivo.

En FanFamiliar encontrarás nuestra experiencia como familia y cursos que te ayudarán en tu crecimiento personal para llegar a alcanzar en tu vida familiar  la conexión que siempre has deseado.

Mi objetivo actualmente es compartir todo lo aprendido  para que cada vez más familias sean conscientes de que una vida en libertad y conexión, sin malos rollos ni gritos es posible.

Durante mucho tiempo me he dedicado a hacer tartas y otros dulces de manera profesional.

Ese era mi trabajo y le dedicaba mucho tiempo y cariño a cada tarta. Sin embargo la realidad es que todo ese trabajo me quitaba tiempo para estar con mis hijos y llegaba a casa agotada. 

Me sentía perdida y a pesar de todo fue difícil tomar la decisión de cambiar de vida. Hay que tener muchos factores en cuenta pero sin duda es importante no perder de vista que en un momento tienes que elegir si quieres vivir tu vida según tus creencias o según las de los demás. El día que te das cuenta de eso no hay vuelta atrás, por lo menos para nosotros ha sido así.

Ahora mi tiempo es al cien por cien para mis hijos. Ellos merecen que pueda estar con ellos durante sus años de crecimiento, los años más importantes para crear la conexión que nos unirá en el futuro.

 

 

tarta

Ser consciente de esto es lo que nos ha hecho tomar las decisiones como familia que nos han llevado a una vida alejada de las prisas de la ciudad y de un trabajo absorbente que lejos de darnos lo que necesitábamos para vivir la realidad es que nos restaba calidad de vida.

Establecer nuestros valores como familia ha sido fundamental para poder dar los pasos hasta conseguir la tranquilidad que tenemos ahora en casa. Pues a veces reflejamos sin querer en nuestro comportamiento hacia nuestros hijos la frustración que sentimos en nuestro día a día. Saber cual son nuestros valores nos ayuda a tomar las decisiones adecuadas en cada situación hasta alcanzar una vida familiar en calma.